overlay

Bajo la necesidad de proteger un ecosistema en deterioro, debido a la explosiva can- tidad de visitantes que ha tenido el valle en los últimos 5 años, nace desde la organi- zación de los dueños de los terrenos del valle, un proyecto de conservación que consiste en el desarrollo de infraestructura tanto física como digital, para poder controlar el acceso y disminuir la erosión, contaminación y deterioro de la zona, apoyados por mammut y andesgear desde 2019.

¿POR QUÉ NACE EL PROYECTO?

Debido a su potencial, la zona de Cochamó se ha visto muy frecuentada: el lugar adquirió una popularidad tan grande entre las temporadas 2012 y 2016 que, el crecimiento promedio de visitación ha rondado el 52%, llegando a recibir entre diciembre 2015 y marzo 2016 a 15.150 personas, con una estadía promedio de 3 noches. Tal afluencia de gente ha acarreado una serie de consecuencias que se siguen de la sobrecarga de visitas al lugar: la saturación de las instalacio- nes de los campings (baños, duchas, biofiltros, entre otros), la proliferación de campings improvisados a orillas de los ríos y en campos privados, la erosión de los senderos y el deterioro de la flora, la huida de la fauna nativa, la acumulación de basura, el riesgo de las fogatas, daños al granito y al agua, etc. El valle de Cochamó no es un parque nacional (es decir, no es un área protegida por parte del Estado), por lo que la conservación depende de los propios dueños de los terrenos que hay en el valle. La falta de educación de los visitantes y la necesidad de controlar el ingreso al valle se convirtió en algo urgente: ante tal dete- rioro, hay que hacer algo.

Por esta razón, la Organización Valle de Cochamó comenzó a reunirse para ordenar este tema y para velar que el entorno se logre preservar y se respeten a los demás habitantes (humanos y no humanos) de la zona. Con ese fin, la organización se ha articulado con arrieros, ONGs chilenas y extranjeras, gremios de turismo, municipalidades y otras entidades para crear "un área protegida colaborativa" y lograr cuidar el valle en el tiempo, apoyados económicamente por Mammut y Andesgear desde 2019. Tal y como cuenta Rodrigo Condeza, uno de los líderes del grupo, en entrevista con Mammut, "en lo concreto somos per- sonas enamoradas del valle que buscamos su protección en el largo plazo".

Rodrigo Condeza conoce el lugar desde hace mucho tiempo y ha sido vecino de Cochamó por más de 15 años. Ha puesto a disposición su experiencia y ase- soría para la gestión del visitante y la administración del valle, puesto que no es la primera vez que enfrenta una situación semejante: a su haber ya ha desarro- llado proyectos en otras localidades como el parque Tagua Tagua y Rincón Bonito, entre otros. Estos conocimientos y el amor que siente por la naturaleza son los que ha puesto al servicio del valle de Cochamó.

En Mammut y Andesgear, siendo marcas relacionadas al deporte, la vida saludable al aire libre y la exploración en el sentido más puro posible, nos hemos comprometido con el proyecto. Queremos que las futuras generaciones puedan disfrutar de la naturaleza así como la conocemos hoy en día. Y es por esto que, en tanto que promotores de la escalada y del trekking, sentimos la responsabilidad de cuidar los mejores lugares del mundo para hacer esto. Así, con tal de prevenir su deterioro, decidimos colaborar con la Organización Valle Cochamó y ayudarlos a proteger el valle.

En todo caso, el trabajo ha sido sigiloso, tratando de intervenir lo menos posible en la naturaleza, de manera de mantener el valle lo más prístino posible, ordenando las diferentes necesidades que tiene la organización para preservarlo y dejando la menor huella posible.

QUÉ SE HA LOGRADO

Si bien las necesidades en el corto plazo son muchas y las de largo plazo van evolucionando con el valle, desde que nació la inciativa se han logrado importantes avances.

Sistema de reserva en base a la capacidad de acogida de los campings de La Junta que logró el control de la visitación en 15.000 personas por temporada aproximadamente y controlar la capacidad de carga diaria.

Educación de los visitantes y operadores turísticos en cuanto a cómo causar el mínimo impacto posible a través del sitio de reservas.

Centro de Visitantes con paneles solares y computadores para el regis- tro de cada persona, permitiendo no sólo un mayor control, sino tam- bién la posibilidad de obtener estadísticas y conocer el perfil del visitan- te.

Espacio para la educación ambiental y un centro de reciclaje para vidrios, latas y plásticos y tetra pack.

Señalética básica y uniformes para los guardaparques.

SÚMATE

Te invitamos a visitar el valle de Cochamó una vez hecha la reserva (https://www.reservasvallecochamo.org/). Déjate encantar por sus montañas, bosques y cursos de agua. Pero también te mencionamos que tienes la oportunidad de contribuir algo más al trabajo que realiza la Organización Valle Cochamó en con- junto con Mammut y Andesgear. Si bien hemos avanzado mucho, aún falta para lograr un cuidado efectivo de la zona durante todo el año, por lo que puedes hacer tu aporte vía donación. ¡Devuélvele al valle algo a cambio de lo que te proporcionó! Escucha, visitante de Cochamó: ¡entrégale algo de vuelta al lugar! Visita https://vallecochamo.org/ , conoce el trabajo que estamos realizando y haz tu aporte.